10 pasos a seguir para construirte una casa

Uno no suele construirse casas todos los días. Al contrario que cuando vamos a hacer la compra, donde la reflexión que nos lleva a adquirir uno u otro producto suele durar apenas unos segundos, elegir una vivienda requiere una meditación más sosegada. Son muchas las pequeñas decisiones que hay que tomar y que van a marcar el resultado final. Y lo habitual es desconocer qué pasos hay que seguir para poder edificar el lugar que se convertirá en nuestro hogar.

 

Paso 1: Disponer de un solar (aunque parezca un paso lógico, no debemos darlo por supuesto).

Si ya contamos con un terreno, perfecto. Si no, tendremos que buscarlo. Pero debemos tener en cuenta que el solar en cuestión tiene reunir las condiciones que permitan edificar el tipo de vivienda que queremos levantar, porque no en todos los solares se puede construir todo. Las leyes urbanísticas recogen lo que se puede y lo que no se puede hacer en cada caso. Si no disponemos de solar, lo lógico sería continuar con el paso número 2.

Paso 2: Contratar un arquitecto.

Para contar con los servicios de un arquitecto debemos dirigirnos a un Estudio de Arquitectura. Los hay que sólo nos elaboran el proyecto y otros que pueden ocuparse de llevar la gestión de todo el proceso. Puestos a elegir, mucho mejor un despacho que se encargue de coordinar todo el desarrollo. El arquitecto puede ayudarnos a elegir un solar adecuado según las condiciones que establezcamos (precio, superficie, situación, etc) y el edificio que queramos construir.

Una vez tenemos el solar donde edificar nuestra vivienda, el siguiente paso será desarrollar un programa de necesidades junto con el arquitecto para que, basándose en ellas, realice un estudio del proyecto presentándonos varias posibilidades.

Una vez tengamos decidido cómo queremos que sea el edificio tanto en distribuciones interiores como en el aspecto de su fachada y los materiales a utilizar, el arquitecto deberá realizar el proyecto de ejecución que estará compuesto por todos los planos necesarios y las memorias correspondientes para que una empresa constructora, bajo la supervisión de un arquitecto técnico y del mismo arquitecto, lleven a la realidad lo que de momento sólo está sobre el papel.

Paso 3: Contratar un arquitecto técnico.

Normalmente en el mismo despacho de Arquitectura en el que gestionan todo el proceso nos pondrán en contacto con un arquitecto técnico. Si no es así, podemos consultar en la página web del Colegio de Arquitectos Técnicos de nuestra comunidad autónoma dónde encontrar uno.

El Arquitecto técnico, aparejador o ahora ingeniero de la edificación es la persona encargada de la dirección de la ejecución. Es el técnico encargado de que lo que se plasma en los planos se ejecuta de manera adecuada en la obra. Este profesional también se encarga de supervisar la seguridad y el control de calidad tanto de los materiales como de los procesos constructivos.

Paso 4: La licencia de obra.

Con el proyecto visado por el Colegio de Arquitectos pertinente, procederemos a llevar el proyecto al ayuntamiento para que nos concedan, si el proyecto cumple con toda la normativa vigente, y previo pago de unas tasas que dependen del municipio, la licencia de obra.

Paso 5: Contratar a un constructor.

Simultáneamente al paso 4 podemos ir haciendo el 5. La opción más cómoda es buscar una empresa contratista/constructora que se encargue de buscar a los profesionales involucrados en el proceso (escayolista, electricista, fontanero…). Si hemos contratado con el estudio de arquitectura la gestión del proyecto puede encargarse éste de coordinar esta parte.

El arquitecto puede aconsejaros sobre las empresas que suelen trabajar bien por la zona y con buenos precios. Es conveniente solicitar varios presupuestos para poder comparar y junto con el asesoramiento del arquitecto elegir la mejor empresa constructora. Debemos tener en cuenta que no siempre la opción más barata es la mejor y que a veces lo barato puede acabar saliendo caro. Una casa no es algo que dure un par de años sino que es “para toda la vida”, por lo que tenemos que asegurarnos de hacer una buena elección.

Paso 6: Construir la casa.

Es importante dejarse aconsejar por los profesionales. Con el auge de Internet y de los programas de reformas que se emiten en tv, parece que construir es cosa de niños y que cualquiera lo puede hacer bien, pero no es así. El constructor, el arquitecto y el arquitecto técnico están acostumbrados a tomar este tipo de decisiones, por lo que es bueno tener en cuenta sus opiniones (además les estamos pagando por ello).

Paso 7: Tramitar la licencia de primera ocupación.

Una vez terminadas las obras, el arquitecto y el arquitecto técnico firman el acta de final de obra. Con este documento en mano, deberemos pedir la licencia de primera ocupación en el ayuntamiento.

Paso 8: Dar de alta los servicios.

Con el final de obra y la licencia de primera ocupación podremos dirigirnos a las diferentes compañías de suministro de servicios (agua potable, electricidad, telecomunicaciones…) y dar de alta estos servicios.

Paso 9: Escriturar la vivienda ante notario y darla de alta en el Registro de la propiedad.

Son dos trámites que se realizan por medio de un notario y que son imprescindibles para legalizar la construcción.

Paso 10: Disfrutar de la casa.

En muchos de los pasos, si la opción elegida es un despacho en el que gestionan todo el proyecto, ellos pueden encargarse de preparar toda la documentación necesaria y de este modo ahorrarnos trabajo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Contacto

Dirección

Ronda Sindic
Antoni Albuixech, 23
Almussafes (Valencia)

Email

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Teléfono

96 178 46 57

Localización

Mail

JoomShaper